Consagra Cardenal Juan Sandoval la nación mexicana

B4tqyy_IMAAZiJj.jpg-large.jpeg

 

El 12 de diciembre, en la Catedral Metropolitana de la Arquidiócesis de México, a las 12 del día, el Cardenal Juan Sandoval Íñiguez consagró a la nación mexicana al Inmaculado Corazón de María y al Sagrado Corazón de Jesús.

En su homilía destacó que el aborto y el culto a la "santa" muerte, han provocado una infestación satánica que está provocando descontrolada violencia en todo el territorio.

La batalla es espiritual, señaló, por lo que no servirán de nada cárceles ni embestidas policiales. Hay que afrontar ese mal volviendo a Dios con las armas de la oración, el Rosario y la Eucaristía. Cada persona y cada familia tienen que consagrarse y entronizar al Sagrado Corazón en su hogar.

El Cardenal Sandoval pronunció sobre México la Consagración a la Virgen de Fátima pronunciada por el Papa San Juan Pablo II en 2004, y la Consagración al Sagrado Corazón de Santa Margarita María de Alacoque.

Sandoval Íñiguez recibió la delegación para celebrar esta Consagración de parte del Cardenal Norberto Rivera, quien fue invitado en esos días a celebrar las fiestas guadalupanas en El Vaticano.

En diversas diócesis del país se celebraron magnos exorcismos y consagraciones sobre la nación mexicana.