Temblor en la Ciudad de México es un aviso del cielo

  •  En el mismo instante que sucedió el terremoto del 19 de septiembre, se estaba celebrando un importante exorcismo
  • Participaron en ese exorcismo un obispo y varios sacerdotes
  • El poseso logró ser liberado de varios demonios
  • El terremoto del 19 de septiembre puede ser parte de los avisos de Dios antes del gran castigo a México
  • Los avisos previos son: 1- huracanes, 2- temblores y 3- erupciones volcánicas
  • El castigo vendrá debido al culto a la muerte pero, sobre todo, por haberse aprobado el aborto en la Ciudad de México, el mismo lugar donde vive la Madre de Dios, aparecida en 1531
  • Sacerdotes y laicos videntes resumen el el castigo en dos elementos: la desaparición de la imagen de la Virgen de Guadalupe de la tilma, y en un inmenso terremoto nacional que, además de otros estados, será devastador para la Ciudad de México
  • Es importante que antes del 8 de diciembre, Fiesta de la Inmaculada Concepción de María, se hagan actos de reparación y desagravio por el crimen del aborto en la Ciudad de México 
  • Es urgente organizar cuanto antes un acto de reparación y desagravio nacional. Ese acto nacional podría ser el 13 de octubre, día en que se celebran los 100 años del milagro del sol en Fátima.
  • Bajo esta óptica, el gran terremoto que se espera sería una gran bendición de Dios, pues cerraría al país en un ambiente de caridad y renovación cristiana, blindando a México del gobierno mundial del anticristo. De México surgirá la luz renovadora que iluminará al mundo: caridad, fidelidad al Evangelio y a la Tradición
  • El icónico Monumento a la Madre quedo completamente colapsado:

madre

colapso